sábado, 19 de septiembre de 2015

RUTA DEL ZARZALAR (NERPIO) II

Sin duda, la ruta del Zarzalar, es para embriagarse, para detenerse lo que sea menester, es para disfrutarla, para registrar y atesorar lo que de sí puedan proporcionarnos los sentidos.
Hace algunos millones de años, estas latitudes estuvieron sumergidas bajo el agua, como bien se puede constatar a través de este fósil.

Después de ir disfrutando durante algunos metros del curso de esta serpenteante y caudalosa acequia, observamos que nos vamos acercando a las inmediaciones de los campos de labor y huertas de las casas de Turrilla
Estas gentes viven en un oasis, en un remanso de paz

Las tres imágenes de abajo corresponden a la ruta circular que hice con mi amigo Eloy. En la segunda ocasión, dejé el coche en Turrilla, e hice ida y vuelta por el mismo sitio, centrándome en el itinerario fluvial ya descrito mediante imágenes. Es otra alternativa si se desea recortar los kilómetros finales para hacer la ruta más familiar y liviana.
En la segunda ocasión, y ya de regreso hacia casa, aproveché para darme una vuelta por el embalse del Taibilla y de paso ver el lugar exacto en el que el río vierte sus aguas
Más de cuatrocientas toneladas de reactivos se utilizan para depurar sus aguas que beben en tres provincias.
El área total abastecida supera los diez mil kilómetros cuadrados gracias a una red de canales que bordeando montañas se bifurca en Bullas en dos ramas: una se dirige hacia el este y abastece los núcleos del bajo Segura hasta Alicante; La segunda bordea sierra Espuña y marcha hacia Cartagena para suministrar agua potable a los pueblos del Campo de Cartagena, Lorca y Totana.
Desde la presa de Toma hasta los últimos municipios de Murcia y Alicante el agua recorre mas de quinientos kilómetros a través de canales, sifones y depuradoras por los canales del Taibilla, una obra faraónica construida a mediados de este siglo que transporta el preciado líquido desafiando la dificil orografia de las montañas del Sureste peninsular.

En conclusión, la ruta que llaman del Zarzalar es una estupenda excursión, ideal para hacerla en familia con la que disfrutar de la naturaleza, del paisaje, del siempre refrescante y sosegante discurrir del agua, por supuesto de la fotografía para capturar todo esto; para aventurarse con amigos cuya forma física sea equiparable a la de un zángano reumático y cojo, y que por ello, a mitad de ruta no haya que llamar al 112 para proceder a su rescate, en fin, y sea al inicio o al final de la ruta, para deleitarse con un agradable paseo por entre las calles del siempre seductor y bello pueblo de Nerpio. Yo la recomiendo porque se que no te va a defraudar. Las imágenes hablan por sí solas y una hora entre Cehegín y Nerpio que se tarda en llegar, algo más si te encuentras más alejado, tiene la culpa de pasar o no, un día verdaderamente estupendo.
 Como complemento al relato de esta ruta, dejo algunos videos encontrados en youtube, por si alguien, por mor de documentarse un poquito más, desea echarles un vistazo.

            



            

¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!