lunes, 30 de marzo de 2015

HACIA EL PICO MOJANTES, POR LAS PIEDRAS COLORÁS

Como ya he dicho más de una vez, aún antes de que me diera por esto de andar por el monte, me gustaba una o dos veces al año, subir a Mojantes. Se había convertido en algo así como un ritual, subir por las Quebradas, llegar al punto geodésico y desde las Peñas del Águila, zamparme el bocata que llevara y vuelta pabajo por el barranco del Pozo. Una vez, bajando por aquí, pegué un talegazo de padre y muy señor mío y me torcí un tobillo y para alcanzar de nuevo al coche que había dejado en los pinacos que existen al lado de la carretera, realmente las pasé canutas. Los mejores meses para subir a Mojantes son entre octubre y noviembre. La claridad sobre el horizonte es tal que hasta se puede ver el mar. Sin embargo, por estas fechas, si hace bueno y la nitidez  de la atmósfera es aceptable, una vez arriba, las vistas sobre los sembrados que ya comienzan a verdear, configuran un paisaje verdaderamente espectacular. A Mojantes he subido que yo recuerde, por cuatro o cinco accesos diferentes. En todos ellos, hay que ajustarse las trinchas de la mochila porque hay que salvar un desnivel de 600 metros. En mi Viky y yo, proponemos un camino hacia la cima de Mojantes, más liviano y por tanto llevadero, lo cual no significa que sea todo llano, sino que la subida, al ser más progresiva, se hace amigable y por tanto más divertida. Creo que esta ascensión hacia Mojantes es inédita en Wikiloc, dicho esto desde el punto de vista senderista, que no entre los cazadores que acostumbren a frecuentar la zona, en que se nota que la senda de subida está pateada y bien triturada. La bajada, sí se hace por un lugar ya utilizado en otras rutas, esto es, por el siempre bonito y escarpado barranco del Noguerón. 
En este tramo es preciso ir atento al gepese, ajustando el zoom lo necesario, para "ir sobreescribiendo el camino" justamente por donde se propone. Desviarse dos metros a derecha o izquierda del trazado, puede significar que nos veamos atrapados en un laberinto de encinas del que no acertemos a encontrar la salida. Y cuidado con llegar a un barranco, a través del cual nos conduce el gepese unos metros, y que luego nos vira hacia nuestra izquierda en dirección la umbría de los frailes. Ese NO es nuestro barranco del Noguerón que nos conducirá al punto de inicio. Lo cogeremos un poquito después, tras atravesar el paraje denominado Las piedras Coloradas. Este barranquico es bastante bonico y tan encajonao se halla que en días de calor te puedes cocer al baño maría como así nos sucedió ayer a la Viky y a mí. De hecho, cuando comenzaron a revolotearnos desde las alturas algunos buitres, me temí lo peor, y aceleré el paso por si las moscas. En esta parte del recorrido, no es demasiado cómodo ni fácil seguir el trazo correcto del track.
Iremos bordeando, unas veces por la derecha y otras por la izquierda, las caprichosas sinuosidades del lecho del barranco.
Este se las trae y de suerte que unos amigos senderistas, de Barranda según creo, tuvieron a bien marcar con mojones, gran parte del recorrido, porque a veces, te metes en unos berenjenales que te dices, veremos a ver si no me veo obligado a efectuar un aterrizaje de urgencia, dios solo sabe de qué imprevisibles consecuencias. Como buenos senderistas que somos, disfrutaremos a cada paso del esfuerzo, del paisaje, de las cabras, del imponente y silencioso vuelo de los carroñeros que desde las alturas, no nos perderán de vista e insisto, de la concentración que será preciso desplegar, para evitar la posible hostión que sobre un terreno que en ocasiones se mostrará demasiado accidentado y suelto, correremos el riesgo de propinarnos.

En fín, dejémonos de más cháchara y aquí os presento el TRACK para el/la que se lo quiera descargar, y un mapa con un trazado hecho a pulso, para hacernos una idea de por donde transita la ruta.
Once kilómetros para hacer en una mañana, comenzando la subida con la fresca. 
El disfrute y las buenas vistas están aseguradas.
Por supuesto que en este blog, la descripción en imágenes nunca puede faltar...la ruta está propuesta hacerla en el sentido de las agujas del reloj, aunque si se hace al contrario también tiene su aliciente salvo que las bellas imágenes en pro de la pupila, siempre nos quedarán a la espalda, con lo que, correremos el riesgo de herniarnos. Cualquier parecido con el ferrari de la imágen y el auto que nos trajo hasta aquí es mera coincidencia. 

Al poco de comenzar a subir, se nos brindaron estas bellas imágenes del amanecer...
Los sembrados de los que hablábamos antes...
La subida hacia el pico de Mojantes, nunca decepciona
Esta claro que a la Viky no le asustan las alturas
El punto geodésico
Louis Armstrong y Charlie Parker dándonos la bienvenida en la cima..
¡Tócala otra vez Charlie...!
Mis apechusques senderistas de ese día...al fondo, La Sagra.
Esta serie de fotos son de otro día, con subida a Mojantes desde El Campillo. Subida accidentada y bastante exigente. Nos envolvió la niebla casi todo el tiempo. Solo al bajar, pudimos echar alguna foto que valiera la pena.
 Punta Estrecha, desde el barranco del Noguerón
Restos de algún senderista que sucumbió en el barranco del Noguerón
El barranco del Noguerón, una vez sorteado

             
¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!